Notas sobre la problemática energética nacional en la actual coyuntura


El comienzo de 2017 no podía ser más auspicioso para la Administración Macri y buena parte del concentrado conglomerado empresarial de los hidrocarburos.

En efecto, en los primeros días de enero, el gobierno nacional expuso los principales aspectos de la nueva política hidrocarburífera, centrada, por un lado,  en el objetivo de la convergencia gradual de los precios internos con los internacionales y, por el otro, en la modificación parcial de las condiciones de trabajo en el eslabón upstream de la industria de los hidrocarburos no convencionales, a través de adendas en los convenios colectivos de los trabajadores del sindicato del Gas y Petróleo Privado de Neuquén, Rio Negro y La Pampa, que es el más importante del país.

La referencia al acuerdo alcanzado luego de varios meses de negociaciones, pone el foco en la explotación a gran escala de la formación Vaca Muerta que -en sus 30.000 km2 de extensión- alberga los recursos más importantes del país en petróleo y gas no convencional y, a la sazón, es uno de los reservorios más importantes del mundo en estos recursos.

En concreto, los principales cambios incorporados al convenio vigente, pueden resumirse en los siguientes puntos.

VER DOCUMENTO

Gustavo Omar Lahoud
Licenciado en Relaciones Internacionales (Universidad del Salvador)
Magister en Defensa Nacional (Escuela de Defensa Nacional)
Responsable Área Energía Fundación Más Derechos por Más Dignidad (D+D)
Integrante Instituto de Participación y Políticas Públicas (IPYPP IDEP)
Analista en energía, geopolítica y política exterior

Añadir Comentario